31 ago. 2014

Pollock #Arteenelcine

Vigésimo segundo domingo de la sección #Arteenelcine
 

Pollock
Ed Harris
2000

Pollock, dirigida y protagonizada por Ed Harris muestra 12 años en la vida del pintor estadounidense, entre 1941 y 1953. Desde su relación con la pintora Lee Krasner (protagonizado por Marcia Gay Harden) a su entrada en el mundo del arte de la mano de la mecenas europea Peggy Guggenheim hasta su trágico final.

Desde la segunda escena de la película conocemos la pasión de Pollock por la música, en concreto por el músico de jazz, Gene Krupa y el odio que siente hacia Picasso "¡Que se pudra Picasso! El muy maldito hizo todo".

Unos primeros momentos en la vida de Pollock bastante tensos, dado que se infravalora debido al nulo éxito de su obra y a la atormentada vida que lleva viviendo con su hermano en un pequeño apartamento de Nueva York. Un día aparece en su taller Lee Krasner, una artista que indica que expondrán juntos en la muestra de John Graham y quería conocer su obra ya que conoce a todos los artistas abstractos de Nueva York salvo a él. Al ver la obra de Pollock, Lee indica "Tu obra es muy buena como para estar junto a la de Picasso y Braque".. Sorprendida al saber que Pollock era casi autodidacta, le deja la dirección de su taller para que Pollock vaya a conocer su obra.

El primer encuentro con Lee Krasner

Pollock tarda tres semanas en acercarse al cercano taller de Lee Krasner, ve su obra y le parece interesante, Lee le invita a continuar conversando un café, después le lleva a su casa donde comienzan su relación amorosa. Pollock lleva a Lee a casa de su hermano ya que su madre está de visita en la ciudad, una cómica escena donde Lee contempla a la peculiar familia y donde Pollock acaba golpeando los platos al oir música de Gene Krupa. La familia decide internarlo un tiempo, al salir vive con Lee quien se convierte rápidamente en su agente personal. Un día coincide con Ruben, un amigo de Pollock que llega con una persona muy cercana a Peppy Guggenheim, se trata de Howard Putzel. Lee les lleva a ver las últimas obras de Pollock y Howard queda entusiasmado con lo que ve, tiene claro que Peppy debe ver esas obras. Howard presenta a Peppy y Pollock en una inauguración de la galería de Peppy en 1942.




Posteriormente se produce una de las escenas más significativas de los comienzos pictóricos de Pollock, una conversación con Lee sobre la creación:

Lee: ¿Qué es esto? Veo la cabeza, el cuerpo. No es cubismo, Jackson. No divides la figura en múltiples planos. Muestras un solo lado. ¿Qué es esto? ¿Asociación libre? ¿Automatismo?
Pollock: Sólo pinto, Lee.
Lee: ¿Pero qué estás haciendo? No me digas que no lo sabes. ¿Experimentas con el surrealismo? ¿Es un sueño? Aunque así sea, es lo que ves. Es vida. No estás pintando la tela al azar. Estás pintando algo. No se hace algo abstracto de la nada. Se saca de la vida, de la naturaleza.
Pollock: Yo soy la naturaleza.
Lee: Si trabajas a partir de tu interior, te repites.
Pollock: Maldición, píntalo tú.


La primera exposición y el encargo de Peppy Guggenheim

Tras una escena en el bar con unos amigos vemos a un Pollock borracho que corre por la calle con Lee ya que Peppy Guggenheim ha ido a su casa a ver las obras de Pollock. Enfadada por la espera, Lee logra convencer a Peppy para que vuelva a subir a casa a ver las obras de Pollock, ve las obras junto con Howard Putzel y se van. Al cabo de unos días Howard felicita a Pollock "Tienes tu primera exposición exclusiva" mientras le entrega un contrato donde especifica las clausulas que ha marcado Peppy para tener a Pollock en la cartera de artistas de su galería. Además del contrato Peppy quiere que Pollock pinte un gran mural para su casa y le da libertad absoluta para su realización.

Llega el día en el que por fin Pollock celebra su primera exposición, algunos asistentes critican la obra indicando que hay demasiado lodo y los títulos son presuntuosos, incluso al día siguiente algunos diarios se hacen eco de la inauguración pero no ensalzan la pintura de Pollock todo lo que a él le gustaría.

Pollock decide centrarse en el encargo de Peppy, el gran mural para su casa, para ello crea un gran bastidor y lo entela. Durante semanas, únicamente lo mira, sin empezar a pintar nada, hasta que llega un momento en el que tiene claro lo que pintará, coge pintura y comienza a pintar. Un momento de creación que remite a la primera parte de la película "Historias de Nueva York" (1989) dirigida por Scorsese llamada "Life Lessons" donde el pintor Lionel Dobie está atrapado entre su pasión por el arte y su amor por su joven asistente. En ambas películas vemos intensos planos donde la actividad de cada pintor se acompaña de música y que permite al espectador adentrarse en cada momento creativo.

 


El mural es presentado el día de Nochevieja en casa de Peppy Guggenheim, quien se muestra muy satisfecha por el trabajo de Pollock.

Un amigo de Pollock invita a éste y a Lee a pasar unos días de vacaciones en la playa con su familia, mientras están haciendo las maletas, Lee le dice que quiere casarse y le pone un ultimátum "O nos casamos o nos separamos". Al cabo de unos días, en la playa Pollock le dice que se casaran por la iglesia o nada, Lee acepta pero no quiere familiares.

El traslado al campo

En noviembre de 1945, tras casarse se mudan a una casa lejos de la gran ciudad, allí Pollock habilita un granero para pintar y se centra únicamente en su actividad creativa, pero aún así no vende lo suficiente para vivir acomodadamente. Por ello cuando Pollock le propone a Lee ser padres ella indica que su vida está bastante ocupada con él y que no tienen dinero ni para vivir, pero aún así confía plenamente en el talento de Pollock.


Un día les visita Peppy con otros asistentes y coleccionistas, ya que Howard había muerto de un infarto. Algunos coleccionistas critican el excesivo uso del azul en algunas de sus obras. Pollock cabreado coge una obra y se dispone a modificarla para contentar al coleccionista, unas dudas sobre su creación que son eliminadas ya que vemos que finalmente no es capaz de tocar la pintura. "Hay algo que es sagrado para ti. No son los sentimientos ni nada parecido. Es tu obra de arte. No la destruirás. Eso vale", acaba tranquilizándole el coleccionista.

En enero de 1947 Lee recibe una llamada, Peppy quiere dejar de representar a Pollock, pero Lee insiste en que no puede hacerlo, ahora que ha hecho cuatro muestras con ella, finalmente le representará Betty Parsons pero Peppy Guggenheim seguirá pasando a Pollock una mensualidad por su trabajo. En ese momento comienza el conocido dripping de Pollock, una técnica a la que llegó de manera inconsciente y casual, mientras estaba pintando, se le cayó pintura muy aguada en el suelo, le gustó el efecto y desde entonces comenzó a pintar así. Cuando Lee ve el dripping le dice: "Lo lograste Pollock. Ahora sí, diste en la tecla".




Sin embargo Pollock continúa nervioso y vuelve a beber rodeado de amigos en su propia casa. Un crítico le indica que debe tranquilizarse, su obra está entrando poco a poco en la atmósfera artística pero es la más original del país. Un día la revista LIFE llama a casa, quieren publicar un artículo sobre Pollock, dos reporteras entrevistan a Pollock en el jardín sobre sus artistas favoritos y su opinión sobre las críticas que ha recibido su obra, ante esta pregunta Pollock contesta: "Si la gente dejara los problemas en su hogar y observara las pinturas las disfrutaría sin problemas".


Tras el reportaje para LIFE, Pollock es entrevistado en la radio:

Locutor: Sr. Pollock, en su opinión, ¿qué significa el arte moderno?
Pollock: "Para mí, el arte moderno es tan sólo la expresión de los objetivos contemporáneos de la era en que vivimos". Actualmente los pintores no tienen que buscar un tema fuera de sí mismos. Trabajan desde otra fuente. Trabajan a partir de su interior.
Locutor: ¿Cómo pinta la tela? Tengo entendido que no usa pinceles ni nada por el estilo.
Pollock: Pinto sobre el piso. No es algo raro. Los orientales lo hacían. Por lo general, utilizo una pintura más bien líquida. A los pinceles los uso como palillos. El pincel no toca la tela sino que pasa por encima.

 

En 1950 el fotógrafo Hans Namuth quiere hacerle fotografías pintando y también grabarle unos minutos pintando bajo un cristal. Pollock continúa bebiendo y su creatividad ya no está tan en alza como en años anteriores, por ello en 1955 se enfada al saber que la crítica ya no habla de él, sino de otros pintores más jóvenes. Su enfado le lleva a gritar e insultar a Lee e incluso a buscarse una amante mucho más joven. Lee le dice que o deja de verla o se separan. Pollock no acepta, por lo que Lee abandona la casa y desde entonces vemos a un Pollock callado o ebrio, incluso con momentos de melancolía recordando a Lee, se da cuenta que sin ella estaría muerto pero no hace nada para recuperarla. En agosto de 1956 lleva a su amante y una amiga a una fiesta, pero está tan bebido que tienen un accidente de coche donde muere Pollock y la amiga de su amante.



Tras su muerte, Lee se encargó de gestionar toda la obra de Pollock hasta su muerte 28 años después.

 
 

5 puntos clave de Pollock:

· Plasmación cinematográfica del ascenso, el triunfo y el trágico final del pintor Jackson Pollock siempre de un modo dramático, no hay momentos de felicidad, únicamente se salvan los momentos creativos donde parece que Pollock sí disfruta con lo que está haciendo. El resto de las escenas muestran la atormentada personalidad del artista.
· La interpretación de Marcia Gay Harden como Lee Krasner. Interpretación que le valió el Oscar a la mejor actriz de reparto en el año 2000. Renunció a sus capacidades artísticas para apoyar a Pollock en su carrera artística.
· Conversación entre Lee y Pollock, donde ella cuestiona lo que está pintando.
· Escena de creación del mural de Peppy Guggenheim.
· Escena del primer dripping de Pollock.

Post relacionado: 11/12/2012 sobre el documental "Who the #$&% is Jackson Pollock?"
Sección: 30 Domingos de Arte en el cine


1 comentario :

Esther San Ambrosio dijo...

No es Peppy Guggenheim, es Peggy. Buen resumen de la pelicula ;)